Botón IzquierdoBotón InicioBotón SOSBotón EmblemaBotón Ss DodriáhnBotón DoctrinaBotón ObrasBotón ContactoBotón Derecho

SOBRE EL CONOCIMIENTO

Todas las religiones del mundo son sagradas.
En todas las religiones que han existido, y que existen, siempre hubo y siempre habrá santos.
Aún en las religiones “inventadas” los hay.
Debemos respetar, no solo sus sagradas doctrinas, sino también el libre albedrío de sus practicantes.

Sin embargo, las religiones no salvan a nadie.
La salvación hay que buscarla… ella no viene a nosotros.

La salvación es cuestión individual.
Al cielo no se llega, ni en parejas, ni en equipos.

Las rezanderías no santifican a nadie.
Los fanatismos imbecilizan, enceguecen y entorpecen la mente del individuo.

La religión es simplemente una herramienta… un método.
El método nos sirve, bien para acercarnos a nuestro Dios Individual, o para llegar a Él.

La gnosis, muy de moda por estos días -a propósito-, es la síntesis de todos esos métodos.
La gnosis enseña el camino directo
La ALQUIMIA, no obstante, es mucho más directa.
La alquimia es la parte más práctica de la gnosis.

La alquimia es la clave primordial del método.
No es el método, el culpable de los fracasos del aspirante.

Culpable, es quien hace mal uso de éste.

La alquimia es el aliento de la gnosis.
La gnosis sin la alquimia…      …nada es.

Si la gnosis no es una religión, mucho menos lo es la alquimia.

Hago esta aclaración en espera de que finalmente lo entiendan aquellos que hasta ahora no han deseado hacerlo.

Más allá del Conocimiento

Más allá del Conocimiento

Gnosis traduce: conocimiento.
Conocimiento y sabiduría, son dos cosas absolutamente distintas.

El conocimiento es humano.
La sabiduría es inefable.

El conocimiento está al alcance del intelecto ordinario.

La sabiduría solo se percibe con una mente desnuda y un corazón resplandeciente.

El conocimiento es tridimensional.
La sabiduría es sublime.

Desafortunadamente, hay quienes leen libros o asisten a conferencias sobre estos temas (hasta los mismos infra-sexuales) y se llenan de orgullo y arrogancia.

Algunos incluso se dan títulos de Maestros, se creen Iluminados y miran con desprecio a sus semejantes.

La sabiduría confiere, al perfecto, humildad.
La humildad es testimonio de grandeza.

La alquimia es la más antigua ciencia de la cual se derivaron todas las demás.

Esta maravillosa ciencia fue enseñada por los gigantes cíclopes alienígenas de la lemuria.

Esto fue después de la separación de sexos. Luego que los hombres-Adán y las mujeres-Eva, probasen el fruto prohibido (el infra-sexo).

Por esa época, algunos seres tenebrosos (la serpiente maligna o signo del kundalini descendente) pertenecientes a razas humanas fracasadas de otros mundos habitados de nuestra galaxia; sabiendo de la necesidad de la pareja -de allegarse-, para poder procrear,  lograron cruzar el umbral místico e introdujeron el fatal sistema de la fornicación. Práctica degenerativa, a la que el ser humano actual se niega firme y categóricamente a renunciar.

Desde aquel día, el hombre nunca más volvió a conocer la desnudez de su mente.

Al encontrarse la mente desnuda, significa que carece de ego.
La inexistencia de ego, es manifiesta inconsciencia.

La inconsciencia en ausencia de ego, es inocencia.
La inconsciencia en presencia de ego, es iniquidad.

Viendo los dioses de compasión, la gravedad del asunto, decidieron tomar nuevas envolturas físicas para confundirse entre los hombres.

Aquellos incansables filántropos jamás han desconocido la buena voluntad de los pocos…

Cada sistema solar tiene su correccional.
Lo que ocurre en la Tierra, sucede en todos los planetas “prisión” del espacio infinito estrellado…

Los magos negros no solo constituyen un problema local. Los adeptos de la mano izquierda tienen sus técnicas para viajar con el cuerpo físico en “estado de jinas” a través de los planos inferiores. Ellos aprovechan sus “vacaciones” para visitar a sus discípulos en el “vecindario” galáctico.

Los dioses no interfieren en el libre albedrío de los habitantes de ningún mundo.

Los nigromantes -por el contrario- causan enormes estragos, en la mayoría de los casos,  bajo el propio consentimiento de los seres humanos.

La Mutación

La afinidad mental de la humanidad con los alquimistas tenebrosos es terrible.

La alquimia blanca es en verdad para unos cuantos…
La salvación para unos pocos.

Salir de esta gran prisión requiere mucho más que buenas intenciones.
Para conseguir liberarse, es necesario mutar íntegramente.

La transmutación es el corazón de la alquimia.

La alquimia que hemos puesto en conocimiento del ser humano durante siglos, hace referencia a una “transformación regenerativa” netamente espiritual.

Aunque la clave para fabricar oro en el plano físico, si existe, dicha clave solo está en poder de las mentes más avanzadas (no hablo precisamente de los eruditos de este mundo), pues nunca se la dio a conocer a ninguna persona del común.

La alquimia objetiva, permite redimir a la oprimida esencia, mediante la mutación del Satán-Hombre en el Hombre-Santo.

 
 

INICIO | SOS |EMBLEMA| Ss DODRIÁHN | DOCTRINA | OBRAS | CONTACTO

Copyright© 2007 www.sos-alquimia.com | Protección de información Derechos reservados ssdodriahn@sos-alquimia.com - ssdodriahn@hotmail.com | Diseño Ideártika